martes, 21 de octubre de 2014

#guillermorodriguezl #construyendofamilia


EL ENGAÑO DE LAS RIQUEZAS

“A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos” (1 Timoteo 6:17)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Mateo 6:19-21; 19:16-30

Uno de los grandes problemas del ser humano es la actitud incorrecta que tiene frente a las riquezas y la dificultad para comprender que el verdadero tesoro, la riqueza que es integral, la que nunca se acaba, la que trae alegría y bendición, la que se puede disfrutar en acción de gracias y con sencillez de corazón, es la que da Dios y se refiere a un nuevo corazón sano y transformado por el Señor. Sólo un hombre o una mujer a quienes Dios ha dado sabiduría e integridad, pueden disfrutar la vida y todo aquello que Dios en su infinita misericordia le provea. Dios es el único que vive para siempre, las cosas materiales son temporales, son como la vida del hombre “que hoy es, y mañana dejará de ser”; si esto es la vida de un ser humano, ¿Qué serán las riquezas materiales de este mundo?

Por eso, la advertencia de nuestro Creador es: ser sabios y entendidos con sus enseñanzas, nos enseñan a confiar en Dios como nuestro Padre bueno, que nos da todo lo que necesitamos para disfrutar. Por el contrario, confiar en las riquezas materiales es encontrar seguridad y placer temporal.

Adoptemos el modelo de vida que acumula tesoros en el cielo y en el futuro nos permitirá disfrutar de la vida eterna, y con ello, ¡Cuánto bien dejaremos a nuestros seres amados! Cuidemos ese tesoro y no olvidemos dar de todo bien, así siempre nos encontraremos con lo necesario y suficiente para cada día; y por nada de la vida nos limitemos sólo cuidar del dinero, no sea que de la noche a la mañana todo se haya esfumado, quedando sin la bendición de Dios y sin dinero para sus necesidades y las de su familia.

Dios nuestro Padre, ha prometido ser nuestro proveedor y satisfacer los deseos de nuestro corazón, pero así mismo, desea que seamos disciplinados en nuestras prioridades y actitudes. De esa manera apoyándonos tanto en las promesas de Dios, como teniendo una buena, sana y correcta actitud de los asuntos materiales, podemos confiar en que Dios le añadirá más conforme a sus riquezas en gloria. Medite en lo siguiente: “Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan” (Salmo 37:25). Mientras sigamos la voz de Dios, nunca nos faltará el pan de cada día.

HABLEMOS CON DIOS

“Padre bondadoso, gracias por regalarnos este nuevo día, por ser nuestro gran tesoro, nos acercamos en oración nuevamente para rogarte que nos enseñes a atesorar para la vida eterna; pues todas las posesiones materiales perecerán pero lo único que nos hace realmente felices es vivir con Tu bendición. Te agradecemos Señor por darnos tan maravillosa promesa que nos hace confiar más y más en Ti, y declarar cada día que Tú eres fiel y proveedor, gracias Señor,” Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peticiones de Oración Israel

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Iconos Sociales - FOOTER


guillermorodriguezl.blogspot.com.co

"Sígueme en las redes sociales. (Dar clic en los botones)"

Ivoox Blog