jueves, 25 de febrero de 2016

Devociónal

MISERICORDIA PARA NUESTRO PUEBLO

“Porque si os volviereis a Jehová, vuestros hermanos y vuestros hijos hallarán misericordia delante de los que los tienen cautivos, y volverán a esta tierra; porque Jehová vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él” (2 Crónicas 30:9)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Éxodo 19:1-8; Salmo 36:1-12

Volverse a Dios, es decidir, por lo menos uno, dentro del núcleo familiar, empresa, pueblo o nación, buscar genuinamente el rostro de Dios, un verdadero cara a cara con el Padre Eterno, un encuentro habitual con el Omnipotente; esto implica apartarse de todo camino equivocado delante de Dios, y estar motivado por un profundo amor y gratitud hacia Él, por un vivo anhelo de estar en su presencia y conocer su voluntad.

Este fue el caso de Moisés, el gran líder de la historia, a quien fue encomendada de parte de Dios, la heroica tarea de sacar al pueblo de Israel de la esclavitud en que se encontraba en Egipto por más de 400 años. Una vez salidos de allí, ya en el desierto, Dios llama a Moisés desde la cima del monte Sinaí. Sin dudarlo, Moisés emprende el ascenso de los 2.285 metros, pues sabe que las instrucciones que recibirá de parte de Dios, representarán no sólo la supervivencia de su pueblo sino la victoria en la tarea de conducir a más de 600.000 mil hombres, sin contar las mujeres y los niños, a su destino final en la Tierra Prometida, donde habrían de establecerse como una gran nación.

Ni el delicioso viento ni la sin igual visión del paisaje que desde la cima del monte se puede contemplar, puede representar mayor motivación para subir, como saber que sin duda alguna, allí escucharía la voz de Dios: “Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí...” vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa” (Éxodo 19:4-6)

A todo el que se vuelve a Dios, Él le comunica sus planes perfectos, sus sueños y visiones; le hace manifiesto su amor tierno y su amoroso cuidado; le revela cuán especiales somos para Él y la vida excelente que quiere que disfrutemos, si tan sólo disponemos nuestro corazón para oír atentamente y guardar sus palabras.

Hoy le invito a que vea al Omnipotente cumpliendo sus promesas, ejecutando grandes cosas a su favor, manifestando clemencia y misericordia a su vida, y dándole herramientas para brindar respuesta a una sociedad que gime esperando líderes que les conduzcan a la paz.

HABLEMOS CON DIOS

“Padre bueno, hoy entiendo que lo que Tú pides de mí es que me acerque cada día a tu presencia, te conozca, escuche tu voz y descubra los propósitos que tienes para mí y para mi familia (empresa, municipio, nación), para luego ir a ellos, enseñarles a respetar tus palabras, a seguir tus instrucciones y llevar así una bendición incalculable. En tu nombre y con tu Espíritu, lo haré. Amén”

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peticiones de Oración Israel

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Iconos Sociales - FOOTER


guillermorodriguezl.blogspot.com.co

"Sígueme en las redes sociales. (Dar clic en los botones)"

Ivoox Blog