martes, 15 de noviembre de 2016

Devocional Noviembre 16

LA FE NO TIENE LÍMITES

“Entonces mandó a la multitud que se recostase en tierra; y tomando los siete panes, habiendo dado gracias, los partió, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante; y los pusieron delante de la multitud”. (Marcos 8:6)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Marcos 8:1-10

En este pasaje se nos relata cómo Jesús había planteado a sus discípulos una situación crítica: Hay una multitud con hambre que llevaba tres días sin comer (sólo por el deseo de estar cerca de Jesucristo y escucharle). ¡Era necesario hacer algo! De manera inmediata, sus discípulos reaccionan y le responden: ¿De donde vamos a sacar cuatro mil panes?, ¿podría alguien hacer esto?

Parece que hubieran olvidado con quien estaban. Ya le habían visto sanar muchos enfermos, multiplicar panes, y andar sobre el mar. Sin embargo, seguían siendo incrédulos, duros de corazón, hombres de poca fe; no sabían o no entendían aún, con quien estaban.

El Señor actúa como si ellos no le hubieran dicho nada, ignora su sentido lógico y razonable. La respuesta del Señor es sencilla y llena de seguridad y confianza: “¿Cuántos panes tienes?”. Él no estaba concentrado en el problema como sus discípulos. Él estaba anticipando la solución. Sólo les pregunta: ¿Qué recursos tenemos?, ¿Con qué contamos?, y enseguida procedió a realizar el milagro: Cuatro mil personas comieron y se saciaron.

Cuántas veces el Señor ha respondido y nos ha sacado de duras y difíciles situaciones, y cuando aparece otra prueba, nos asustamos y nos llenamos de argumentos lógicos y faltos de fe, nos olvidamos de quien es el que está a nuestro lado.

También esta es una gran lección para aquellas personas que están esperando tener mucho para hacer algo, y para las que esperan un milagro sin hacer nada.

El Señor enseña que no importa el tamaño de la necesidad, Él es superior a cualquiera. Nunca mire la dimensión del problema, de la enfermedad o de la responsabilidad, mire primero quien está con usted; Abraham no sabía a donde iba, pero él sí sabía quien lo acompañaba. Asegurase de ir siempre con el Señor y ponga los recursos que tiene en sus manos, Él se los multiplicará.

HABLEMOS CON DIOS:

“Bendito Señor, Qué bueno es aprender a conocerte cada día más. Hoy entiendo que aunque mis recursos sean escasos, no tengo por qué temer si me falta algo, pues cuando pongo mi confianza en Ti, Tú multiplicas y bendices mi escasez transformándola en abundancia, Amén”. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peticiones de Oración Israel

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Iconos Sociales - FOOTER


guillermorodriguezl.blogspot.com.co

"Sígueme en las redes sociales. (Dar clic en los botones)"

Ivoox Blog