lunes, 19 de diciembre de 2016

Devocional Diciembre 19

EL ORIGEN DE LA VERDADERA PAZ

«Y edificó ciudades fortificadas en Judá, por cuanto había paz en la tierra, y no había guerra contra él en aquellos tiempos; porque Jehová le había dado paz» (2 Crónicas 14:6)

PASAJE COMPLEMENTARIO: 2 Crónicas 14:1-15

Este es un hermoso ejemplo de bendición y prosperidad que puede llegar a advertir un individuo, una familia, una sociedad o, como en este caso, una nación entera; cuando sus miembros y gobernantes deciden actuar en integridad delante de Dios.

La historia nos presenta suficientes ejemplos de verdaderos imperios que fueron reducidos a polvo, no tanto por el surgimiento de enemigos más fuertes, sino por el desmoronamiento de lo que representa la estructura de una sociedad: sus valores, sus principios, y su riqueza espiritual.

Asa, fue un rey de Judá, quien no solamente se preocupó por buscar a Dios, sino que dirigió a su pueblo a obedecer todos sus mandamientos, como requisito esencial para disfrutar de prosperidad familiar, y tranquilidad social; como consecuencia obtuvo paz para su pueblo. Esa paz verdadera que genera seguridad, prosperidad, riqueza, crecimiento y bendición, esa que sólo Dios puede dar, es la que necesita nuestra amada tierra y la que Dios va a derramar sobre su vida y su familia, si hoy decidimos volver nuestros ojos a Él.

El primer síntoma de una nación afectada y en crisis, es el debilitamiento de la estructura familiar, cuyos efectos se manifiestan en la sociedad en forma de injusticia, corrupción y violencia, lo cual pronto debilita hasta la nación más próspera, perdiendo su fuerza, su poder y su esplendor.

Dios siempre se ha preocupado por el mundo, por restaurar a cada pueblo, a cada individuo; a través del tiempo ha mostrado un plan para rescatarlo, haciendo uso continuo de uno de sus maravillosos atributos como es la misericordia, destacando su carácter amoroso y compasivo. ¡Comencemos a traer paz a la tierra, trayendo la Presencia del Príncipe de Paz al interior de nuestro hogar!

HABLEMOS CON DIOS:

“Señor, cuánta misericordia tienes para con los seres humanos. Danos un corazón entendido para no desaprovechar tu abundancia y generosidad. Hoy asumo el compromiso de acercar mi familia a Ti, para que sea tu paz en medio de ella, y entonces, recibamos también tu bendición, tu prosperidad y tu respaldo incondicional”

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peticiones de Oración Israel

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Iconos Sociales - FOOTER


guillermorodriguezl.blogspot.com.co

"Sígueme en las redes sociales. (Dar clic en los botones)"

Ivoox Blog